Herramienta de Autodiagnóstico Buenas Prácticas de Manufactura (BPM)

La Herramienta de Autodiagnóstico Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) es un valioso recurso diseñado para ayudar a las empresas de la industria de alimentos, medicamentos y productos sanitarios a evaluar y mejorar sus Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). Las BPM son un conjunto de normas y procedimientos esenciales para garantizar la calidad, seguridad y eficiencia en la producción de estos productos. La herramienta de autodiagnóstico se ha desarrollado con el objetivo de facilitar a las empresas la identificación de áreas de mejora en sus procesos y operaciones relacionadas con las BPM.

¿Para qué sirve esta herramienta? 

Esta herramienta de autodiagnóstico sirve para: 

1.         Evaluar la implementación de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) en nueve pilares fundamentales, que abarcan desde la planificación y organización hasta la documentación. 

2.         Proporcionar a las empresas un informe detallado con los resultados de su autodiagnóstico, indicando áreas donde pueden estar cumpliendo adecuadamente con las BPM y áreas que requieren mejoras. 

3.         Ofrecer recomendaciones específicas para robustecer las BPM en el interior de la empresa y mejorar su proceso productivo. 

4.         Facilitar la comparación a lo largo del tiempo, permitiendo a las empresas realizar evaluaciones periódicas y medir su progreso en la implementación de las BPM. 

5.         Ayudar a las empresas a obtener una calificación que refleje su grado de implementación de las BPM, lo que puede ser útil para demostrar el compromiso con la calidad y la seguridad de sus productos. 

La herramienta se basa en la norma dominicana NORDOM 581 Principios generales de higiene de los alimentos. Su acceso es exclusivo para las empresas que deseen utilizarla, y una vez completada la fase de pruebas, se planea promocionarla para que esté disponible y sea conocida por el conjunto de industrias relacionadas con alimentos, medicamentos y productos sanitarios. 

 Esta herramienta es una valiosa aliada para las empresas que desean asegurarse de que sus procesos cumplan con las BPM y deseen mejorar continuamente su calidad y eficiencia. Su uso puede contribuir significativamente a la mejora de la seguridad y calidad de los productos en estas industrias.